21 de febrero de 2017

Los robles albares de la ladera sur del monte Ganekogorta

El roble albar (Quercus petraea), haritza o haretxa en euskera, cuenta con tres bosques en el este del Macizo del Gorbeia: en Orortegi y Arbaitza (Orozko, Bizkaia) y cerca de Garrastatxu (Zuia, Álava). Dentro de Bizkaia, también se encuentra en los montes de Ordunte (Carranza) y en las laderas del montes Ganekogorta, tanto en la ladera norte (Alonsotegi) como en la sur (Arrankudiaga), donde lo herborizaron los autores del "Catálogo florístico de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa", concretamente en la cuadrícula UTM WN0183, 950 m. En esta fotografía, tomada como el resto allí el 21 de febrero de 2017, se ve una decena de viejos árboles y al fondo el embalse de Zollo.
Los robledales albares son muy escasos en el País Vasco y se encuentran en zonas de montaña, en general entre los 400 y 800 metros de altitud, aunque dentro de un rango de entre 100 y 1.000 metros. En esta fotografía se incluyen la mayoría del centenar de viejos robles albares que se encuentran en la ladera sureste del monte Ganekogorta.
En la actualidad el haya es la especie arbórea que ocupa la casi la totalidad de las montañas allí donde no son los pastizales. Sin embargo, el hayedo en las montañas vascas es un bosque joven, con sólo 3.000 o 4.000 años de antigüedad, muy favorecido por las antiguas plantaciones forestales. Desde la Última Glaciación hasta la formación del hayedo parece que hubo un periodo de tiempo en el que otro tipo de bosque ocupó las montañas vascas, seguramente el robledal albar. 
Desde el siglo XVI en Bizkaia se han plantado robles pedunculados (Quercus robur), hayas y castaños (Castanea sativa) para abastecer a los astilleros navales y a las ferrerías. Sin embargo, no nos consta que en ningún vivero se obtuviera planta de roble albar, por lo que los robledales albares que han llegado hasta nuestros días serían bosques naturales.
Un tronco de uno de estos viejos robles albares del monte Ganekogorta.
Los árboles que se ven en esta imagen son el centenar de robles albares que viven en la ladera sur del monte Ganekogorta.
Los he coloreado para que resulten más fáciles de ver en la siguiente imagen.
Localización de los robles albares de la ladera sur del monte Ganekogorta. En la imagen se incluye la cima y el embalse de Zollo (Arrankudiaga).

15 de febrero de 2017

Nutria en el Nervión

La Nutria paleártica (Lutra lutra) según el vigente Catálogo Vasco de Especies Amenazadas es una especie "en peligro de extinción". Es decir, se encuentra en la categoría de máxima protección. En el libro "La nutria (Lutra lutra) en España", editado por el ICONA en el año 1990, Alberto Hernando Ayala, referido al río Nervión a su paso por Álava, escribió que "los trabajos de campo se han realizado en el verano y otoño de 1984 y ocasionalmente a lo largo de 1985 y 1986...Este río es canalizado en la zona de Orduña, al poco de nacer, y desde ese punto va sufriendo una paulatina contaminación. No se han encontrado señales de nutria en el mismo y es muy improbable que la especie exista allí...En general, el mustélido se puede considerar casi extinto y con mínimas posibilidades de supervivencia en esta cuenca cantábrica", mientras que Iñigo Mendiola para Bizkaia en el mismo libro escribió que "como en el caso de otras provincias vascas, la realización del sondeo sobre la nutria coincidió en el tiempo con la finalización del atlas de vertebrados terrestres publicado en 1985. En ninguno de los dos trabajos ha sido posible detectar la presencia de la nutria en la provincia...La conclusión de nuestro trabajo es que la nutria ha desaparecido de Vizcaya, pese a que en un libro publicado en 1970 se citaba su presencia en 14 localidades vizcaínas. La contaminación de extensos tramos de los ríos de la provincia y la fuerte alteración de los hábitats fluviales han sido, sin duda, importantes factores desfavorables para la nutria en Vizcaya, donde los dragados y canalizaciones poco respetuosos con el medio natural han tenido especial incidencia tras las graves inundaciones de agosto de 1983." Sin embargo, con esos factores actuando con la misma intensidad, mi amigo Iñigo Zuberogoitia vio y fotografió las huellas de una nutria adulta junto a un cachorro en la orilla del río Nervión aguas abajo de Laudio (Álava), donde el 15 de febrero de 2017 tomé estas fotografías.
Como expliqué en "Vertido de aguas residuales al río Nervión", un gran volumen de aguas residuales se sigue vertiendo al río Nervión sin depurar. En concreto, las aguas residuales urbanas de 35.000 personas (municipios de Amurrio, Ayala, Laudio y Orozko) más un gran volumen aguas residuales de origen industrial. Así y todo, la Nutria ha recolonizado el río Nervión aguas abajo de Laudio. En el libro antes referido, Juan Jiménez y Miguel Delibes escribieron que "la persecución directa no es la principal responsable de la desaparición de la especie". En el libro "La nutria en España ante el horizonte del año 2000, editado en 1998, Jordi Ruiz-Olmo, Juan Jiménez, Santiago Palazón, Miguel Delibes, Carlos Bravo y Félix Bueno insisten en la idea de que "la muerte directa de individuos a manos del hombre, pese a su contribución a la regresión, no ha sido, ni es, la principal amenaza para la especie en nuestro país." En dicho libro, para Araba Alberto Hernando y Andrés Illana escribieron que "una novedad negativa es el hecho de no habérsela encontrado en los últimos reductos cantábricos del Valle de Ayala, perteneciente a la cuenca del Nervión". Para Bizkaia Esteban Camacho e Iñigo Zuberogoitia escribieron que "no se ha localizado ningún tipo de señal que indique la presencia de nutrias en ninguna de las estaciones prospectadas en toda la provincia, idéntico resultado que hace 10 años antes. Además, para que pudiese darse una recolonización desde las poblaciones más cercanas se requeriría de un corredor natural medianamente conservado, lo cual no existe en la provincia". 
Sin embargo, Javier López de Luzuriaga en su artículo "Vuelve la nutria a la vertiente Cantábrica del País Vasco", publicado en el número 18 de la revista Galemys en el año 2007, explicó que se habían recogido excrementos "en varios puntos del río Izoria perteneciente a la cuenca del Nervión, en el municipio de Ayala-Aiara, entre las localidades de Maroño e Izoria", que resultaron ser de un mismo ejemplar del que más tarde también recogieron muestras de excrementos en el río Tumecillo a su paso por el pueblo de Osma, municipio de Valdegovía, tras recorrer 20 kilómetros hacia el sur y ascender más de 700 metros de desnivel en Sierra Sálvada, según lo expuesto en el informe "Puesta a punto de un método de censo para la nutria (Lutra lutra), mediante el análisis molecular de excrementos en Álava" y en el libro citado en el siguiente párrafo.
En el libro "La Nutria en España. Veinte años de seguimiento de un mamífero amenazado", publicado en el año 2008, Javier López de Luzuriaga, Iñigo Zuberogoitia y Jabi Zabala en el resumen del capítulo "La nutria en el País Vasco" escribieron que "no existen datos de su presencia en Bizkaia, Gipuzkoa y en el norte de Álava", aunque en el apartado "Perspectivas futuras y recomendaciones para la conservación" indicaron que "existen posibilidades de recolonización de algunas cuencas cantábricas por parte de la nutria en un futuro próximo. Especialmente del Bidasoa en Gipuzkoa por parte de animales provenientes de Navarra y de las cuencas del Carranza y Nervión en Bizkaia por animales de Cantabria, norte de Burgos y Álava". En "Nutria paleártica, esporádica", el 16 de junio de 2012 expliqué cómo Iñigo Zuberogoitia había detectado indicios claros de su presencia en ríos como el Altube a su paso por el municipio de Orozko, aunque me atrevía a decir que parecía "difícil que pueda asentarse esta especie por la escasez de presas". Sin embargo, la capacidad de recuperación de esta especie parece no tener fin y su adaptabilidad a cursos fluviales tan alterados como el río Nervión es sorprendente. Tal vez para su recuperación natural solo ha necesitado que desapareciese su captura con fines peleteros, que es posible que haya sido una de las principales causas de su declive pasado, aunque los expertos, como queda escrito, han estado de acuerdo en darle poca importancia. En cualquier caso, las muertes directas debieron ser muy superiores al máximo de 100 nutrias cazadas anualmente en España que estimó en el año 1983 Miguel Delibes.

Postdata
Mi dice mi amigo Aitor Uriarte que su aita hacia el año 1960 se cruzó con un cazador de Ortuella que llevaba dos nutrias que había matado en las marismas del Barbadún, justo donde en el año 1968 se construyó la refinería de Petronor. Más recientemente, en el año 1978 o 1979 un guarda del ICONA mató una nutria en el río Cadagua, en el tramo entre La Herrera y Balmaseda (municipio de Zalla) con la escusa de que se comía las truchas.

13 de febrero de 2017

Calluna vulgaris

Calluna vulgaris en un brezo de flores pequeñas, presente en los brezales, asentados sobre suelos ácidos y con pocos nutrientes que sustituyen a los brezales.

12 de febrero de 2017

Alcaudón dorsirrojo

El Alcaudón dorsirrojo (Lanius collurio) vive en la campiña cantábrica, ese hábitat en rápida degradación que consiste en prados y pastizales rodeados de setos compuestos por espinos albares, endrinos y rosales silvestres, donde insertan y mantienen a modo de despensa los invertebrados y algunos pequeños vertebrados que capturan. Es una especie estival que llega desde su área de invernada en el este de África a primeros del mes de mayo, según la tesis doctoral de mi amigo Aitor Galarza "Abifaunaren banaketa espaziotenporala Euskal Autonomi Elkartean". Los últimos ejemplares se ven a finales del mes de septiembre. Es una especie poco común, ya que Aitor Galarza estimó una población reproductora de 8.000 parejas en 1996. Sus poblaciones se encuentran en declive. Es una de las especies perjudicadas por la llamada intensificación agrícola. En concreto, le perjudica el uso de pesticidas que matan sus presas y la eliminación de los setos tradicionales de separación entre parcelas y su sustitución por cierres con estacas y malla ovejera o alambre de espino.
En el año 2017 Alejandro Onrubia y otros autores han publicado el artículo "Migration of red-backed shrikes from the Iberian Peninsula: optimal or sub-optimal detour?" en la revista Journal of Avian Biology, cuyo resumen, traducido parcial y libremente queda así: "Se cree que los sistemas actuales de migración del Hemisferio Norte han surgido desde la última glaciación. En muchos casos las aves no migran directamente desde las zonas de cría a las de invernada...Se supone que todas las poblaciones de alcaudón dorsirrojo de Europa occidental llegan a sus lugares de invernada del sur de África desviándose por el sudeste de Europa...utilizaron los datos de geolocalizadores colocados a alcaudones dorsirrojos que se reproducen en España (en la provincia de León) para demostrar que estas aves se desvían en su ruta hacia el este de África...Sin tener en cuenta la asistencia eólica potencial (la ayuda que supone durante la migración la dirección e intensidad de los vientos predominantes), las rutas seguidas por las aves geolocalizadas en otoño no parecieron las óptimas en comparación con la alternativa de una ruta directa (desde León a las zonas de invernada)...pero considerando el beneficio potencial de la asistencia del viento, concluyen que la ruta a través del sureste de Europa en el otoño sí es la más favorable. Sin embargo, no se puede descartar que otros factores, tales como seguir todavía una ruta de colonización histórica, puedan estar determinándola.
En conclusión, la ayuda que supone durante la migración la dirección e intensidad de los vientos predominantes puede estar determinando unas rutas de migración tan alejadas de las rutas directas entre las zonas de cría de León y sus zonas de invernada en el este de África, según puede comprobarse en estos mapas.

9 de febrero de 2017

Ciervas con crías pasando un cierre forestal

Un grupo de cinco 5 ciervas (Cervus elaphus) con crías pasando con precaución un cierre forestal en Orozko (Bizkaia) el 9 de febrero de 2017. Los cierres perimetrales que se instalan alrededor de las plantaciones forestales no son barreras infranqueables para los ciervos y los corzos. Todos los animales están acostumbrados a ellos y tienen bien elegidos los puntos por donde pasan de un lado a otro. Estas ciervas con sus crías ya muy grandes no habrían quedado tan expuestas ante mi presencia si no hubiera sido por el cierre forestal que tenían que salvar. Un minuto largo de decidir qué hacer.
Si no hubiese estado ahí ese cierre, apenas habría podido verlas trotando unos pocos segundos, como me ha sucedido muchas otras veces. Un minuto que podría haber resultado fatal ante un predador natural o un cazador.

7 de febrero de 2017

Evolución de los montes públicos de Bizkaia en 127 años

Hemos elaborado este gráfico empleando los resultados de dos inventarios forestales llevados a cabo en los montes públicos de Bizkaia. El primero es del año 1878 y sus resultados se pueden consultar en la página 31 del suplemento 23 que editó la Sociedad de Ciencias Aranzadi publicó en el año 2006, que es la tesis doctoral del ingeniero de montes Mario Michel El Pino Radiata en la Historia Forestal Vasca. Comparando esos datos con los obtenidos del inventario forestal de 2005 he obtenido esta gráfica. En ella queda claro cómo en 127 años los robles han sido sustituidos por otras especies, principalmente coníferas (13.328 ha) y eucaliptos (1.705 ha).

1 de febrero de 2017

La evolución de los bosques de Bizkaia en los últimos 500 años en 500 palabras

En el año 1496 los Reyes Católicos ordenaron la ejecución de los trabajos necesarios para conseguir árboles trasmochos. Dicha ordenanza mandaba la siembra en vivero de árboles para que pudieran dar lugar a grandes piezas curvas, necesarias en la construcción naval. En el vivero se podaban, dejando únicamente dos ramas: la horca, que era una rama lateral paralela al suelo, y el pendón, una rama vertical que se guiaba hacia el lado contrario de la horca. A los 10 años se sacaban del vivero para trasplantarlos en el monte, donde se protegían con espinados de espino albar para evitar que el ganado los dañara. Este método se generalizó en Bizkaia a partir de mediados del siglo XVI, cuando había activas 180 ferrerías hidráulicas que usaban como combustible carbón vegetal, que por entonces suministraban riqueza y trabajo a buena parte de la población.
El gran consumo de madera y la presencia de ganado hizo necesario el establecimiento de numerosos viveros de donde procedían los robles y, en menor medida, castaños y hayas que luego se trasplantaban en los montes por filas, reconocibles actualmente en los rodales de árboles trasmochos más viejos. En el año 1752 la Ordenanza de Montes del Señorío de Vizcaya adjudicó al rey Fernando VI toda la producción de madera para abastecer a los astilleros navales. El mínimo de superficie arbolada se alcanzó en el siglo XIX por la venta y tala de los montes públicos arbolados para la financiación de las guerras de la Convención (1794), Independencia (1808-1813) y, sobre todo, la I Carlista (1833-1839).
En el año 1879 se publicaron los resultados del primer inventario forestal de los montes públicos de Bizkaia, elaborado en 1878: 20.247 hectáreas de roble, 7.425 de haya, 37 de encina y 2.401 de madroño o borto. El carbón vegetal de esta última especie era muy apreciado en las ferrerías por su gran poder calorífico. Si comparamos estos datos con los del inventario del año 2005, comprobamos que solo quedaban el 6% de los robles en los montes públicos, incluyendo quejigos y marojos. Las hayas, en cambio, conservaron el 55% de su superficie. Efectivamente, los robledales trasmochos prácticamente desaparecieron en esos 127 años en favor de las plantaciones de pino radiata, mientras que más de la mitad de los hayedos trasmochos siguieron en pie, ya que el pino radiata es sensible a las heladas, bastante más frecuentes en las montañas donde se plantaron las hayas que en los valles donde se plantaron robles.
Si comparamos los resultados de los inventarios forestales de 1996 y 2011, vemos que en solo 15 años ha disminuido la superficie de pino radiata más de 9.000 hectáreas, mientras que la de eucaliptos ha aumentado más de 4.000. Ambas son especies pirofitas que favorecen la propagación de los incendios, como los que afectaron en diciembre de 1989 a 29.165 hectáreas en Bizkaia. Mientras tanto, en las bodegas de la Rioja alavesa compran barricas de roble francés, la misma especie que el Árbol de Gernika, bajo el que los Reyes Católicos juraron los fueros hace más de 500 años.

31 de enero de 2017

Bupleurum falcatum

Bupleurum falcatum es escasa en grietas y rellanos de laderas y crestas calizas, preferentemente en exposiciones soleadas. Tomé esta fotografía bajo Atxogureak, en la ladera noroeste de Itzina, municipio de Orozko (Bizkaia).

30 de enero de 2017

Bryonia dioica

Bryonia dioica es escasa en setos, taludes, ribazos y reposaderos de ganado al pie de cantiles. Los autores del "Catálogo florístico de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa" la citaron de Zuia, Vitoriano, WN1254, 600 m.

26 de enero de 2017

Bromus hordeaceus

Bromus hordeaceus es común es márgenes de prados, ribazos frescos y lindes forestales.

25 de enero de 2017

Bromus diandrus

Bromus diandrus es una gramínea ruderal que aparece bordeando las vías de comunicación y asentamientos humanos.

24 de enero de 2017

Briza media

Briza media es común en prados, claros forestales y pastos frescos. La fotografié un 1 de junio.

23 de enero de 2017

Bombycilaena erecta

Bombycilaena erecta en Bizkaia es una especie rara en pastos pedregosos, comunidades de anuales y ribazos. Los autores del "Catálogo Florístico de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa" la herborizaron en la localidad alavesa de Zigoitia, Berrikano, WN2154, 600 m.

21 de enero de 2017

Blechnum spicant subsp. spicant

Blechnum spicant subsp. spicant es muy común sobre suelos ácidos en hayedos, robledales, bosques mixtos y sus comunidades de sustitución, así como en plantaciones forestales.

20 de enero de 2017

Cencellada en Orozko

Con el nombre se cencellada o cenceñada se conoce a los depósitos de hielo que se forman sobre las superficies a causa de la niebla helada. Estas acumulaciones se concentrarán en función de la dirección del viento dominante, por débil que este sea, pudiendo adoptar formas de bandera. Tomé estas fotografías en la subida desde Algorta hacia Austegiarmin, municipio de Orozko (Bizkaia) el 19 de enero de 2017.
La cencellada es un hidrometeoro consistente en la formación de plumas de hielo suave de color blanco sobre una superficie sólida, causado por la congelación de gotitas subfundidas de un banco de niebla a temperaturas bajo cero. Las propiedades físicas de la cencellada son muy parecidas a las de la nieve húmeda, por lo que su apariencia es similar a la de una nevada.
La cencellada se produce cuando existe niebla o bruma en un aire cuya temperatura es menor a 0 °C, cuando el punto de rocío está por debajo del de congelación. Existen, entonces, en el seno de la niebla, muchas gotitas en estado de sobrefusión, que es el estado en el que las gotitas permanecen en estado líquido por debajo de su punto de congelación. Ese estado anormal cesa cuando las gotitas entran en contacto con alguna superficie sólida (ramas de árboles, tallos de plantas, etc.), sobre la cual se congelan entonces rápidamente en forma de cristales muy pequeños y brillantes, separados por inclusiones de aire.
Es decir, la cencellada es un fenómeno meteorológico que en contra de la creencia popular no es equivalente a la escarcha y sólo aparece cuando hay niebla y hiela. 
Según el diccionario de la Real Academia Española, la palabra cencellada procede de cierzo, que es un "viento septentrional más o menos inclinado a levante o a poniente, según la situación geográfica de la región en que sopla."
Y según dicho diccionario, cierzo procede del latín cercius, por circius.
Cencellada sobre juncos.
 Detalle de la cencellada sobre los tallos de unos juncos.
Cencellada sobre las ramas de las hayas de la cabecera de Sintzieta.

19 de enero de 2017

Blackstonia perfoliata subsp. perfoliata

Blackstonia perfoliata subsp. perfoliata es común en taludes, cunetas y claros de matorral sobre terrenos margosos o arcillosos, húmedos en primavera y secos en verano. 

18 de enero de 2017

Biscutella valentina subsp. valentina

Biscutella valentina subsp. valentina es escasa en grietas y repisas de roquedos calizos y también en pastos pedregosos y pedrizas al pie de los cantiles. Tomé esta fotografía en la ladera de Itzina, municipio de Orozko.

16 de enero de 2017

Las especies de zooplancton establecidas en la ría de Bilbao son alóctonas

Imagen cortesía de Ibon Uriarte

Como explicó mi amigo Ibon Uriarte el 12 de enero de 2017 en la revista Campusa, gracias al estudio del zooplancton de la ría de Bilbao iniciado en el año 1997, cuando "Bilbao se encontraba en pleno proceso de recuperación y transformación", mediante muestreos mensuales se ha podido seguir su "proceso de recuperación y transformación". "Hoy por hoy, puede decirse que la ría de Bilbao se encuentra en bastante buenas condiciones; por lo menos, en cuanto al nivel de oxígeno, indispensable para los seres vivos. No hay duda de que existe margen de mejora, y que jamás llegará a asemejarse al ecosistema que fue antiguamente, por su alto grado de transformación. Pero la falta de oxígeno que predominaba en la década de 1980 ahora está relegada al fondo de la zona más interna del estuario. De hecho, los fondos y sedimentos de las masas de agua son los más difíciles de recuperar, ya que los vertidos sufridos durante años quedaron acumulados allí...Los hábitats salobres que inicialmente se encontraban desocupados comenzaron a llenarse de especies de zooplancton", pero "no son nativas, sino especies foráneas e invasoras".
Fotografía cortesía de Campusa

"Las especies no nativas han llegado a un hábitat que previamente estaba desocupado. Por tanto, no podemos hablar de desplazamiento de especies nativas; no han hecho más que aumentar la diversidad. Y ello puede dar pie a la formación de nuevas comunidades con nuevas funciones en el ecosistema". Las primeras dos especies no nativas aparecieron en 2001: Oithona davisae y Acartia tonsa. Son de origen indopacífico, y de aguas cálidas, aunque en las últimas décadas están propagándose por áreas costeras y estuáricas por todos el mundo, tanto por introducción antrópica como por propia propagación. "En Bilbao, además de llegar estas dos especies, se consolidaron e incluso se convirtieron en especies dominantes los años 2003-2004, años en los que las épocas estivales fueron especialmente cálidas." En 2010 observaron la aparición de una tercera especie no nativa, Pseudodiaptomus marinus, un copépodo de aguas salobre y cálidas, originaria del Pacífico. "Por ahora se encuentra en densidades muy pequeñas, por lo que todavía es muy pronto para determinar si se asentará en estuario de Bilbao o si se trata de una aparición esporádica". A partir de ahora, "nuestro objetivo es determinar el impacto de las especies no nativas en el estuario de Bilbao, a nivel de ecosistema."

Anagallis arvensis

Anagallis arvensis es común en huertas, campos de cultivo, taludes, cunetas y otros terrenos removidos. Hice esta fotografía un 3 de junio.

15 de enero de 2017

Betula pubescens

El abedul (Betula pubescens), urkia en euskera, es un árbol que vive en claros y comunidades de sustitución de hayedos, robledales y bosques mixtos, preferentemente sobre sustratos silíceos, y también en bordes de turberas y arroyos encajados de montaña. Los autores del "Catálogo florístico de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa" lo herborizaron en:
  • Bizkaia, Zeanuri, Aldamiñape, WN1965, 900 m.
  • Álava, Zuia, Padurabaso, WN1464, 800 m.
  • Álava, Zuia, Larreakorta, WN1463, 700 m.
  • Álava, Zuia, Sarria, WN1462, 700 m.
  • Álava, Zigoitia, Murua, WN2062, 800 m.
  • Álava, Zigoitia, monte Oketa, WN2262, 950 m.

14 de enero de 2017

Bellis perennis

Bellis perennis es muy abundante en prados, pastos y herbazales sobre cualquier tipo de sustrato y a cualquier altitud.

13 de enero de 2017

Baldellia ranunculoides

Baldellia ranunculoides vive en turberas, depresiones margosas inundadas y en general en ambientes de suelo encharcado. Los autores del "Catálogo florístico de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa" la herborizaron en las localidades alavesas de Zuia, Arkarai, WN1463, 800 m y en Zuia, Sarria, WN1360, 700 m y vizcaínas de Zeanuri, Barazar, WN1966, 920 m y WN2266, 620 m.

12 de enero de 2017

Avena barbata

Avena barbata es común en ribazos, eriales y orillas de camino.

11 de enero de 2017

Athyrium filix-femina

Athyrium filix-femina es común en lugares sombríos y húmedos de alisedas, hayedos y bosques mixtos, más abundante en la vertiente cantábrica. Para el "Catálogo florístico de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa" la herborizaron en Zuia, Larreakorta, WN1563, 800 m y Zigoitia, Murua, WN2058, 800 m. 

10 de enero de 2017

Aster linosyris

Aster linosyris es una planta escasa que habita en claros y comunidades de sustitución de quejigales y encinares sobre margas o calizas. Florece en otoño, entre los meses de septiembre y noviembre. Los autores del "Catálogo florístico de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa" la citaron de del municipio alavés de Urkabustaiz, Gujuli, WN0758, 600 m.