22 de mayo de 2017

Herrerillo común

El Herrerillo común (Cyanistes caeruleus) es una pájaro común y vistoso en los bosques del País Vasco. Alcanza sus mayores densidades en marojales (Quercus pyrenaica) y robledales (Quercus robur) y quejigales (Quercus faginea). Es considerablemente más escaso en los hayedos y en los sotos fluviales. En las plantaciones de coníferas y eucaliptos está prácticamente ausente.
Nidifica en agujeros de árboles. Por ello, es seguro que la sustitución de las plantaciones de robledales trasmochos por plantaciones de coníferas y eucaliptos que se produjo hacia principios del siglo XX hizo disminuir su población vasca.

Papamoscas gris

El Papamoscas gris (Muscicapa striata) es un ave estival que tiene una especial querencia por los posaderos desde donde otea a sus posibles presas, insectos como mariposas y saltamontes.

Reyezuelo listado

El Reyezuelo listado (Regulus ignicapillus) es probablemente la especie de aves con la población reproductora más abundante en el País Vasco, siendo especialmente abundante en las plantaciones de Ciprés de Lawson (Chamaecyparis lawsoniana), plantaciones de Pino de Monterrey (Pinus radiata), encinares cantábricos (Quercus ilex subsp. ilex) y hayedos (Fagus sylvatica), según la tesis doctoral de mi amigo Aitor Galarza "Abifaunaren banaketa espaziotenporala Euskal Autonomi Elkartean", del año 1996.
Sin embargo, es una ave que pasa bastante desapercibida. En gran parte porque es la especie de ave más pequeña de Europa junto con su congénere el Reyezuelo sencillo (Regulus regulus), con una longitud de 8 o 9 centímetros y de 4 a 6 gramos. En esta fotografía se aprecia bien su característico píleo, que caracterizan a las especies de este género. También una lista ocular oscura y una ceja clara, características propias del Reyezuelo listado, ausentes en el Reyezuelo sencillo.

Mosquitero ibérico

El Mosquitero ibérico (Phylloscopus ibericus) se considera una especie distinta del Mosquitero común (Phylloscopus collybita) desde que en el año 1996, cuando A. J. Helbig y otros autores publicaron el artículo "Phylogeny and species limits in the Paleartic chiffchaff Phlylloscopus collybita complex: mitochondrial differentiation and bioacustic evidence" en el número 138 de la revista Ibis. Según dichos autores, el efecto de las glaciaciones del Pleistoceno estarían en el origen de estas especies, que divergieron hace unos 2 millones de años. El Mosquitero ibérico habría quedado refugiado y aislado en la península Ibérica durante las glaciaciones. Posteriormente, el Mosquitero común se habría extendido hacia la península Ibérica desde el resto de Europa. En el Macizo del Gorbeia cantan y se reproducen ambas especies y si el aspecto les hace casi indistinguibles, el canto nos permite su identificación. Cuando dejan de cantar surgen las dudas y solo un examen de aves en mano permite su identificación.

Mosquitero papialbo

El Mosquitero papialbo (Phylloscopus bonelli) es un ave estival común en los quegigales del País Vasco. Según el artículo "Avifauna nidificante en la serie sucesional del quejigo (Q. faginea Lam.) en la provincia de Álava", publicado en 1993 por mi amigo José Antonio Gainzarain en el volumen 8 de la revista Estudios del Museo de Ciencias Naturales de Álava, tras el Petirrojo europeo (Erithacus rubecula) y el Mosquitero ibérico/común (Phylloscopus ibericus/collybita), el Mosquitero papialbo fue el ave más abundante de los quejigales maduro. En el Macizo del Gorbeia es más común en su parte alavesa, pero también se reproduce en la vizcaína, por ejemplo, en el encinar cantábrico asentado sobre el karst de la ladera sur del monte Trangatx o Garaigorta, municipio de Orozko (Bizkaia).

20 de mayo de 2017

Zarcero políglota

El Zarcero políglota (Hippolais polyglotta) es un pájaro estival que comienza a llegar en la segunda quincena del mes de abril, aunque la mayoría de los ejemplares llegan durante el mes de mayo. Nada más llegar los machos a sus territorios, comienzan cantar con insistencia. Nidifica en zonas arbustivas y soleadas a baja y media altitud, a menudo cerca del agua. La hembra construye el nido en arbustos espinosos o enmarañados con zarzas. Regresan a sus zonas de invernada en el oeste de África a partir de julio, aunque principalmente durante los meses de agosto y septiembre. La progresiva sustitución de los setos espinosos por cierres con estacas y alambre de espino perjudica a esta especie, un fenómeno que durante los últimos años ha hecho desaparecer gran parte de los setos que separaban las parcelas hace solo 20 años.

Zorzal alirrojo

El Zorzal alirrojo (Turdus iliacus) dentro de Europa es un reproductor común en los países escandinavos. Según el "The EBCC Atlas of European Breeding Birds", publicado en el año 1997, en Finlandia nidifican unas 1.500.000-2.700.000 parejas, 1.000.000-2.000.000 en Suecia y 1.000.000-1.500.000 en Noruega. Según la "La guía de campo de aves de España y de Europa más completa", mientras que el Zorzal común (Turdus philomelos) tiene una longitud de 20-22 cm de longitud, en el Zorzal alirrojo es de 19-23 cm. Es decir, el Zorzal alirrojo no es más pequeño que el Zorzal común. El rango de longitudes del Zorzal alirrojo es debido a que hay dos subespecies: T. i. iliacus en el norte de Eurasia y T. i. coburni en Islandia e islas Feroe. Esta última subespecie es ligeramente más grande que la nominal, y se puede distinguir por ser ligeramente más oscura y por tener las listas más marcadas. Las recuperaciones de esta última subespecie en la Península Ibérica se producen principalmente en su parte noroccidental, mientras que las aves de la subespecie nominal tienen una distribución más oriental.
Inverna en Europa central y occidental. Los primeros migrantes llegan a la Península Ibérica en la segunda mitad de octubre, pero la mayoría lo hacen durante el mes de noviembre, más tarde que el Zorzal común. Muchos de los zorzales que se cazan en las "líneas de pase" del País Vasco son alirrojos. Aquí pasan el invierno hasta que en el mes de febrero inician el regreso hacia sus zonas de cría. Los últimos migrantes parten hacia el norte de Europa durante el mes de marzo. Gracias al análisis de las recuperaciones de aves anilladas, se sabe que las aves que invernan en la península Ibérica proceden principalmente de Finlandia, Suecia y Noruega. La dieta de las aves invernantes en el norte de la Península Ibérica está formada en gran parte por frutos de acebo (Ilex aquifolium) y espino albar (Crataegus mongyna). Es una especie gregaria y nómada que, por depender de unos recursos alimenticios cuya abundancia anual es variable, en una zona determinada puede ser abundante un año en el que los frutos de acebos y espinos abunden o escasa cuando la fructificación de acebos y espinos haya sido mala.

Musgaño patiblanco

Con mucha suerte, podríamos llegar a ver un Musgaño patiblanco (Neomys fodiens). Aunque los roedores tienen hábitos nocturnos o/y subterráneos que, en general, hacen que pasen desapercibidos para nosotros, entre los insectívoros se encuentran las musarañas (géneros Sorex y Crocidura) y los musgaños (género Neomys), que pueden llegar a ser sorprendidos a cualquier hora de día. No sucede lo mismo con los topos (género Talpa), de hábitos subterráneos como algunas especies de topillos, que a pesar de su nombre, tienen poco en común con los topos, ya que estos son insectívoros y los topillos, roedores. Si llegásemos a ver un musgaño o una musaraña, es muy difícil que pudiéramos identificar su especie si no conseguimos atraparlo para fijarnos en los detalles que los diferencian. En la fotografía, un Musgaño patiblanco (Neomys fodiens) entre la vegetación. En una guía de campo lo veremos pintado de color negro en sus partes superiores y casi blanco por debajo, pero en la realidad, esto es lo que veremos.
Esta vez hemos tenido suerte y hemos conseguido atraparlo y meterlo durante unos instantes en una bolsa de plástico para identificarlo. Efectivamente, así sí que parece un musgaño de libro: negro por arriba y se intuye que blanco por debajo. Pero enseguida nos encontramos con el siguiente problema: ¿Es un Musgaño patiblanco o un Musgaño de Cabrera (Neomys anomalus)? Leyendo los manuales de identificación, en principio, parece fácil. Sin nos fijamos un poco más en detalle, veremos que sus pesos y medidas se solapan, que caracteres, como el mechón de pelos que tiene este ejemplar detrás de los ojos, en unos textos los dan como exclusivos del Musgaño patiblanco y en otros textos como comunes a ambas especies. En este par de especies tan similares, afortunadamente, hay una característica que sí parece determinante. El Musgaño patiblanco tiene pelos largos en la parte inferior de la cola a lo largo de toda su longitud, que les sirve a modo de timón mientras nadan y bucean en los cursos fluviales y charcas donde viven, mientras que el Musgaño de Cabrera sólo los presenta en el extremo de la cola, a modo de pincel. En la siguiente fotografía se aprecia que los tiene a lo largo de toda la cola. Se trata del Musgaño patiblanco, la especie más común en el País Vasco, aunque también está presente el Musgaño de Cabrera.
Los topos sólo es posible verlos fuera de las galerías de las toperas cuando los progenitores expulsan de su territorio a las crías del año hacia el mes de agosto. Tanto el Topillo lusitano como el Topillo pirenaico excavan galerías subterráneas en las que pasan la mayor parte de su tiempo y, como en el caso de los topos, sus predadores aprovechan para capturarlos los momentos en los que sacan al exterior la tierra excavada en su red de galerías.

Bisbita pratense

El Bisbita pratense (Anthus pratensis) es el paseriforme invernante más característico de prados y pastizales. Por ello, es una especie beneficiada por la generación desde el Neolítico de estos ecosistemas artificiales cuya finalidad son los usos agrícolas y ganaderos.
Tras dos aves que durante el invierno se congregan en grandes bandos: el Estornino pinto (Sturnus vulgaris) y el Pinzón vulgar (Fringilla coelebs), el Bisbita pratense resultó ser el ave más abundante durante el censo de invernantes de las temporadas 2007-2008, 2008-2009 y 2009-2010. En esta foto se aprecia la larga y recta uña del dedo posterior de cada pata. El Bisbita arbóreo (Anthus trivialis), de hábitos más forestales, tiene esa uña curvada en lugar de recta.
Alguna pareja podría reproducirse en el País Vasco, aunque no hay citas de reproducción confirmada. El trabajo de campo para la elaboración del "Atlas de las aves reproductoras de España", publicado en el año 2003, permitió detectar "su presencia puntual en época de cría en 11 cuadrículas, correspondientes a territorios eurosiberianos, colinos y montanos del sector central de la cordillera Cantábrica, principalmente en Asturias (8 cuadrículas), Cantabria (1) y León (2)", aunque no llegaron a verse nido, huevos ni pollos. Desde el año 1970 en Asturias se ha confirmado en 10 ocasiones, 7 de ellas entre 1994 y 2000, según el "Atlas de las aves nidificantes de Asturies. 1990-2010", publicado en el año 2014.

Culebra de agua

La Culebra de agua o viperina (Natrix maura) es fácil de distinguir por sus hábitos acuáticos, su cabeza de gran anchura y su diseño dorsal, algunas veces con una amplia banda oscura en forma de zigzag y otras veces, caso del ejemplar de las fotografías, con una doble banda de manchas romboidales que, en su combinación, genera bandas transversales o un dibujo ajedrezado. Ante un posible depredador, adopta una postura similar a la de las víboras, de ahí su nombre de Culebra viperina. Entonces dilata la anchura de sus mandíbulas, convirtiendo su cabeza en triangular, se enrolla sobre sí misma, bufa y amaga con ataques, llegando a golpear con su hocico y, más raramente, a morder. Carece de veneno. Como la Culebra de collar, al ser capturada, libera un líquido de olor nauseabundo a través de la cloaca.
La Culebra de agua se alimenta principalmente de anfibios y peces, seleccionando presas grandes. Para elevar su temperatura corporal se asolea en la orilla de los cursos fluviales o masas de agua donde busca su alimento. Es capaz de cazar a sus presas acechándolas dentro del agua, sujeta a algún elemento con la parte posterior de su cuerpo, permaneciendo bajo el agua durante más de 15 minutos. Es habitual que tras la captura saque a la presa fuera del agua para tragársela entera. En el Parque Natural de Gorbeia es escasa, ya que los cursos altos y arroyos de aguas rápidas y frías no son su hábitat óptimo, dado su carácter mediterráneo.

Eslizón tridáctilo ibérico

El Eslizón tridáctilo ibérico (Chalcides striatus) es un reptil con aspecto de culebra, pero que presenta unas curiosas pequeñas patas de menos de 1 cm y con solo tres dedos. Es endémico de la Península Ibérica, el sur de Francia y la zona adyacente de Italia. Se distingue fácilmente por presentar nueve líneas dorsales marrones alternando con el color del resto del cuerpo de color más claro. Su longitud total a menudo ronda los 20 cm. 
Es activo durante el día entre los meses de marzo y septiembre. Tras calentarse al sol, se mueve con gran agilidad entre la vegetación mediante rápidos movimientos laterales del cuerpo. Es muy poco agresivo y raramente muerde cuando se le captura. Ocupan territorios muy pequeños, de aproximadamente 15 metros cuadrados. Durante el trabajo de campo del "Estudio faunístico del Parque Natural de Gorbeia. Fauna de vertebrados (excepto Quirópteros)", sus autores solo obtuvieron una cita a 690 metros de altitud en un marojal (Quercus pyrenaica) de la vertiente sur.

19 de mayo de 2017

Culebra lisa meridional

La Culebra lisa meridional (Coronella girondica) es una culebra pequeña e inofensiva, de unos 50 centímetros habitualmente. Se alimenta principalmente de lagartijas a las que se busca en sus refugios durante el crepúsculo y la noche. Su falta de actividad durante el día les permite pasar fácilmente desapercibidas allí donde viven. De hecho, es más fácil encontrarla atropellada en las carreteras que vivas, ya que emplea el asfalto para calentarse y desplazarse.
Los herpetólogos levantamos piedras en su búsqueda, ya que es una especie sublapidícola, es decir, que se refugia bajo piedras. La proliferación de los jabalíes, que mueven y levantan piedras en busca de presas, puede ser una de las causas de la aparente disminución de esta especie.

18 de mayo de 2017

Aphanes arvensis

Aphanes arvensis prefiere suelos arenosos y removidos en campos de cultivo, crestas y laderas frecuentadas por el ganado, taludes de tierra removida o toperas. Tomé esta fotografía en los pastizales de Irumugarrieta, municipio de Orozko (Bizkaia) el 6 de mayo de 2017.

17 de mayo de 2017

Carex pseudocyperus

Carex pseudocyperus es muy rara en charcas del País Vasco. Los autores del "Catálogo florístico de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa" solo la encontraron en Altube, WN15, 500 m, donde tomé estas fotografías el 14 de junio de 2015. 
Posteriormente, Miren Onaindia en su libro "Ecología vegetal de las Encartaciones y Macizo del Gorbea, Vizcaya" la citó de Arraba, donde la hemos buscado sin éxito. Los autores del artículo "Adiciones y correcciones al Catálogo florístico de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa" la citaron de Getxo, río Gobelas, WN0099, 12 m, y los autores del artículo "Contribuciones al conocimiento de la flora cantábrica" de Leioa, embalse de Lertutxe, WN0297, 30 m.

15 de mayo de 2017

Neottia nidus-avis

Neottia nidus-avis es una orquídea saprófita que carece de clorofila. Es de color marrón amarillento. En el País Vasco es rara en ambientes nemorales umbrosos, sobre los acúmulos de hojarasca y ramaje en descomposición de algunos hayedos. Rara vez en pinares de albar, plantaciones de coníferas y bosques mixtos de frondosas.
Los autores del "Catálogo florístico de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa" la herborizaron en Urkabustaiz, Gujuli, WN0859, 500 m. No conozco más citas publicadas de esta especie en el Macizo del Gorbeia y su entorno.
Mi amigo Joserra Undagoitia ha encontrado este ejemplar cerca del embalse de Iondegorta, municipio de Zeanuri (Bizkaia). Tomé estas fotografías el 15 de mayo de 2017.

14 de mayo de 2017

Lagartija parda

La Lagartija parda (Podarcis liolepis) es el nombre que recibe actualmente el taxon que en el País Vasco antes se denominaba Lagartija ibérica (Podarcis hispanica). Bajo el nombre de Podarcis hispanica se incluían lo que finalmente parece que acabarán siendo cuatro o más taxones distribuidos dentro de la Península Ibérica. 
En esta fotografía se aprecia su perfil estilizado, muy distinto del propio de la Lagartija roquera (Podarcis muralis). Allí donde se solapan sus áreas de distribución en la vertiente cantábrica del País Vasco, como sucede en Sierra Sálvada, la Lagartija parda queda relegada a zonas marginales y bien soleadas, sobre suelos pedregosos, con poca cobertura vegetal y plantas de carácter mediterráneo. Tomé estas fotografías en el monte Untzueta, municipio de Orozko (Bizkaia), el 14 de enero de 2015.

12 de mayo de 2017

Carex pulicaris

Carex pulicaris es rara en turberas y manantiales sobre sustrato silíceo o suelo acidificado. Los autores del "Catálogo florístico de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa" la herborizaron en Zeanuri, Arraba, WN1667, 1.050 m.

10 de mayo de 2017

Callitriche stagnalis

Callitriche stagnalis vive en charcas, remansos de arroyos, terrenos higroturbosos, acequias y otros lugares encharcados.
Tomé estas fotografías cerca del barrio de Ugalde, municipio de Orozko (Bizkaia) el 7 de mayo de 2017.

9 de mayo de 2017

Acentor común

El Acentor común (Prunella modularis) en el País Vasco nidifica en todo tipo de matorrales, setos, y también en las plantaciones forestales durante los primeros años. En mi artículo "Aves montanas no forestales en el Parque Natural del Gorbeia", publicado en el año 2001 en el volumen 16 de la revista Estudios del Museo de Ciencias Naturales de Álava, explicamos que resultó ser la segunda especie más abundante en los hábitats no forestales del Parque Natural y la de mayor amplitud de hábitat, es decir, la más generalista, ya que estaba presente en 6 de los 9 tipos de hábitat. Alcanzaba su máxima abundancia en el brezal alto ralo y, en segundo lugar, en el pastizal con argoma (Ulex spp.). Tomé esta fotografía en el monte Usotegieta, municipio de Orozko (Bizkaia) el 1 de octubre de 2010.
Según Luis María Carrascal en el libro "Vertebrados continentales. Situación actual en la Comunidad Autónoma del País Vasco", publicado por el Gobierno Vasco en el año 1998, el sobrepastoreo y la quema de matorrales con elevada altura y cobertura de arbustos afectan negativamente a sus poblaciones. Censé 3 ejemplares en el trienio 2007-2010 durante el censo de aves invernantes en la colindante cuadrícula 30TWN17. Fotografié y grabé este vídeo de un macho de Acentor común cantando cerca del puerto de Bikoxgana, municipio de Orozko (Bizkaia) el 7 de mayo de 2017.

8 de mayo de 2017

Carbonero palustre

El Carbonero palustre (Poecile palustris) vive en bosques caducifolios de la Cordillera Cántabro-Pirenaica y en el norte del Sistema Ibérico, con una población estimada en 82.000-96.000 parejas en España. Mi amigo Aitor Galarza en su tesis doctoral estimó una población de 12.000 parejas en el País Vasco, resultando común en hayedos, robledales y melojares. En la fotografía, un pollo volandero de Carbonero palustre cerca del barrio de Ugalde, municipio de Orozko (Bizkaia) el 7 de mayo de 2017.
Al contrario que el resto de las especies de su familia, es difícil encontrarlo en plantaciones forestales, áreas de campiña, parques o jardines. En este vídeo un pollo volandero de Carbonero palustre tras recibir alimento de uno de sus progenitores cerca del barrio de Ugalde, municipio de Orozko (Bizkaia) el 7 de mayo de 2017.

6 de mayo de 2017

Carex caryophyllea

Carex caryophyllea es una planta muy extendida por los pastos de diente. Los autores del "Catálogo florístico de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa" la herborizaron en Zeanuri, Arraba, WN1667, 1.050 m, Altube, WN0960, 400 m y Zubialde, WN16, 900 m.
Tomé estas fotografías cerca de Mendigane, municipio de Orozko (Bizkaia) el 6 de mayo de 2017.

5 de mayo de 2017

Carex paniculata subsp. lusitanica

Carex paniculata subsp. lusitanica es una ciperácea rara en el País Vasco que vive en orillas de arroyos y otros lugares muy húmedos sobre sustratos silíceos. Esta especie forma grandes macollas. Los tallos son trígonos con bordes agudos y ásperos y las inflorescencia están formadas por numerosas pequeñas espigas de aspecto similar.
Tomé estas fotografías en las turberas de Barazar-Izartza, municipio de Zeanuri (Bizkaia) el 24 de mayo de 2014.

3 de mayo de 2017

Carex panicea

Carex panicea vive en zonas higroturbosas: manantiales, turberas y arroyos. Los autores del "Catálogo florístico de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa" lo herborizaron a 1.050 metros de altitud en la parte vizcaína del Macizo del Gorbeia (aparece la cuadrícula UTM WN1677, donde no se alcanza dicha cota de altitud) y junto al puente de Arlobi, municipio de Murgia (Álava), WN1364, 750 m. Posteriormente, también lo encontraron los autores de un estudio de los trampales de Larreder, municipio de Areatza (Bizkaia). Este Carex no forma céspedes. Su inflorescencia está formada por 2 o más espigas erectas de dos tipos bien distintos, normalmente una masculina superior y dos femeninas, con pocas flores y 3 estigmas en cada una. Tomé estas fotografías en las turberas de Barazar-Izartza, municipio de Zeanuri (Bizkaia) el 24 de mayo de 2014.

2 de mayo de 2017

Carex humilis

Carex humilis habita en pastos pedregosos y crestas rocosas en ambiente soleado. En el Macizo del Gorbeia solo aparece en su vertiente sur.

1 de mayo de 2017

Murciélago ratonero pardo

El Murciélago ratonero pardo (Myotis emarginatus) tiene pelos dorsales tricolores, con base gris, zona media amarillenta y puntas rojizas. Visto de cerca, es característica una profunda escotadura, casi en ángulo recto, en el borde externo de las orejas. Se refugia tanto en edificios como en cuevas. Caza principalmente arañas en el suelo y a baja altura.
Joserra Aihartza durante el trabajo de campo para su tesis doctoral "Quirópteros de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa: distribución, ecología y conservación" localizó 20 refugios, 10 de ellos en cuevas y simas, 9 en edificios y uno en un túnel de ferrocarril abandonado. 7 de los refugios fueron colonias de cría, sumando al menos 820 adultos. En Bizkaia se ha constatado la desaparición de colonias de cría y la muerte de ejemplares como consecuencia de las obras de restauración de tejados y el tratamiento insecticida de la madera.

30 de abril de 2017

Cardamine raphanifolia subsp. raphanifolia

Cardamine raphanifolia subsp. raphanifolia es común en terrenos muy húmedos o encharcados a orillas de arroyos y manantiales en ambiente sombrío de hayedos, bosques mixtos y alisedas. Tomé esta fotografía entre Legorburu e Ibarra, municipio de Orozko (Bizkaia) el 28 de marzo de 2017.

28 de abril de 2017

Cytisus commutatus

Cytisus commutatus es un arbusto de hasta un metro de altura. Sus flores tienen el cáliz peloso y las hojas unifoliadas en su mayoría, a diferencia de su congénere Cytisus cantabricus, que tienes flores con cáliz glabro y hojas principalmente trifoliadas. 
Es endémica de la Cornisa Cantábrica hasta los 1.000 metros de altitud, con unas pocas localidades al sur de la Cordillera Cantábrica y los Montes Vascos y en la costa atlántica gallega. Solo tiene citas en las provincias de Álava, Asturias, Bizkaia, Burgos, Cantabria, A Coruña, Gipuzkoa, León, Lugo, Palencia y Pontevedra. Dentro del País Vasco es común es Bizkaia y escaso en Gipuzkoa, donde se encuentra el límite oriental de su área de distribución. 
En el País Vasco es una especie escasa que vive en lugares abiertos: taludes descarnados, fisuras de rocas y matorrales de sustitución de bosques con preferencia sobre sustratos silíceos hasta una cota de 900 metros de altitud. Florece entre los meses de marzo y mayo. Tomé esta fotografía en el monte Untzeta, municipio de Orozko (Bizkaia) el 9 de mayo de 2014.
Miren Onaindia en su libro "Ecología vegetal de las Encartaciones y Macizo del Gorbea, Vizcaya" incluye la asociación fitosociológica Ulici europaei-Cytisetum commutati, que tiene como especies características a Cytisus commutatus C. cantabricus y Erica arborea, que constituiría la orla o etapa de degradación de los encinares cantábricos.

25 de abril de 2017

Cytisus cantabricus

Cytisus cantabricus es un arbusto de hasta dos metros de altura. Sus flores tienen el cáliz glabro y las hojas trifoliadas en su mayoría, a diferencia de su congénere C. commutatus, que tiene flores con cáliz peloso y hojas unifoliadas principalmente. Se diferencia de C. scoparius por tener legumbres hirsutas en toda su superficie y no en lo márgenes como sucede en esta última especie.
Tomé estas fotografías cerca del barrio de Isasi, municipio de Orozko (Bizkaia), el 25 de abril de 2017. El nombre del barrio, curiosamente, significa retamal o escobal en euskera, que es como se denomina a las agrupaciones de las especies de este género. 
Esta especie es endémica del norte de la Península Ibérica y el suroeste de Francia. 
Vive en claros y bordes de robledales y hayedos sobre sustratos silíceos, aunque también coloniza taludes y lugares removidos. Florece entre los meses de abril y julio.
Como se puede apreciar en esta fotografía, a veces aparece en plantaciones forestales de pino de Monterrey.